Para continuar la diversión después del atardecer se requiere una piscina bien iluminada. Aunque la mayoría de las piscinas tienen una iluminación simple, instalada por seguridad, las luces de la piscina también pueden ser una excelente manera de mejorar el ambiente.

Te damos algunas excelentes ideas para que la fiesta y el glamur nunca se vayan de tu piscina:

Luces de colores para pasarla bien

Las luces subacuáticas no solo hacen que nadar en la noche sea seguro, sino que también le dan a tu piscina un carácter muy necesario. Si su piscina tiene solo una luz instalada en el extremo profundo, una bombilla de color (o lente) hará que toda su piscina brille en cualquier tono que se adapte a su estado de ánimo, decoración o evento. Si tiene varias luces instaladas en su piscina, incluso podría usarlas para revestir diferentes colores. En la foto de la derecha, las luces rosadas con sutiles toques de naranja hacen que la piscina parezca reflejar la puesta de sol, creando un efecto encantador.

Luces por secciones

 Al resaltar cada sección de la piscina, cada área recibe su propia atmósfera y la hace más completa, especialmente cuando se mira desde un balcón o una ventana de un segundo piso.

Luces flotantes

Las luces flotantes son una solución simple para quienes requieren luz exterior mientras se nada. Sin embargo, si sigue esta idea, asegúrate de comprar opciones de iluminación que (por supuesto) sean impermeables y no se rompan fácilmente.

Luces alrededor de su piscina

Si tu piscina no tiene iluminación adicional alrededor, esta es una idea genial. La iluminación junto a la piscina puede prevenir accidentes. La instalación de luces de camino en las afueras de la piscina son opciones ideales para garantizar la seguridad de la natación nocturna. Sin embargo, si solo quieres una decoración agradable para la noche, simplemente puedes rodear tu piscina con linternas iluminadas por velas.

No dudes en contactarnos para darte más ideas sobre la iluminación en las albercas.